La potente voz del tenor Mauro Calderón y la soprano Viviana Báez, así como las excelentes interpretaciones del organista sinfónico, Aldo Delgadillo, se hicieron presentes en Puerto Vallarta para deleitar a cientos de familias con baladas clásicas llenas de un toque mexicano, que arrancaron los aplausos de los asistentes de principio a fin.

Por espacio de hora y media, la emoción y sentimiento de sus interpretaciones lleno el espacio de una conocida plaza comercial, donde personas de diferentes edades pudieron disfrutar de un grato programa musical que contó también con el apoyo del Ensamble de Cuerdas de Puerto Vallarta y el Ballet Contemporáneo Colectivo Pro-Danza, que con su toque, dieron un nuevo matiz a cada una de las canciones, desde el Fantasma de la Opera, hasta Granada, Por ti Volaré, ‘O Sole Mio, entre otras más.

En representación del gobierno municipal de Puerto Vallarta, el director de Participación Ciudadana, Armando Ibarría, entregó un  reconocimiento a cada uno de los artistas que hicieron de esta noche una velada inolvidable y agradeció la apertura de estos espacios en beneficio de la población, los cuales son posibles con el respaldo de autoridades de los diferentes niveles de gobierno.

Vic Peña
Sígueme