“Hola chicos, me voy del grupo”. Dijo John Lennon a sus compañeros Beatles, pero fue a través de un comunicado de Paul McCartney como se anunció el final oficial de The Beatles: “esa fue quizás la peor y más difícil decisión de mi vida. Pensaba ‘quiero a estas personas, pero tengo que salirme de esto”.

Y es que hablar de “Let It Be” es recordar el final de una corta, pero histórica carrera, de ocho años. ¡Así es! Sólo fueron ocho escasos años, considerando que en 1962 salió la primera producción de manera oficial “Love Me Do”, de la mano de su manager, el empresario Brian Epstein y el productor George Martin; y hasta “Let It Be” en 1970.

El 4 de abril de 1970 fue la noticia mundial de la desintegración de The Beatles y el 8 de mayo de ese mismo año fue el lanzamiento del último álbum, “Let It Be”, aunque fue grabado antes que Abbey Road, siendo éste el penúltimo en publicarse.

Fue un 30 de enero de 1969 cuando la banda se subió a la azotea del edificio de Apple Corps, su propia compañía disquera. Fue ahí donde tocaron su último concierto juntos. Originalmente tenían otras opciones donde realizarse, un crucero, un anfiteatro o en el desierto.

Los conflictos originados por los egos, de que Let It Be, era para John “la peor grabación en su historia”; además, no la parecía que sonara a lo que originalmente eran The Beatles. Mientras tanto, McCartney estaba a disgusto por la falta de colaboración de los integrantes. Es un hecho para el mundo, que hasta éstos conflictos son parte esencial de la trayectoria del legendario cuarteto. Let It Be, fue un proyecto experimental de las ocurrencias de McCartney, de querer grabar, tal vez, lo que hoy le llamamos un “unpluged” o una sesión en vivo. Probablemente, escucharlos hablar antes de comenzar a cantar “Get Back” y “Let It Be” o incluso escuchar el primer acorde antes de empezar a tocar “Dig A Pony”, te haga sentir que estás en aquel edificio en Ovington Square 27 en Knightsbridge, Londres. Actualmente, el edificio es una tienda de ropa Abercrombie & Fitch

De las canciones de éste álbum, Dig A Ponny, Across The Universe y Dig It, son composiciones de Lennon. Let It Be, The Long And Winding Road yGet Backson composiciones de McCartney. I Me Mine yFor You Blueson de Harrison. Las otras cuatro canciones son créditos compartidos entre Lennon y McCartney.

Como dato curioso, la guitarra Telecaster de Fender que Harrison tocó en la azotea fue hecha a la medida como un regalo de Fender. La compañía estaba lanzando una nueva línea de guitarras y presentarle el prototipo a un Beatle era una excelente estrategia publicitaria. 

En el año 2003, salió al mercado una reedición del álbum “Let It Be… Naked”,sin la producción original de 1970. Fueron trece álbumes de estudio publicados por la banda, dos en directo, uno recopilatorio y la actual remezcla.

Es así como celebramos, a través del universo, 50 años de un largo y sinuoso camino, anhelando regresar a aquellos tiempos cuando se grababa, Let It Be.

Josué Cabrera
Sígueme