JOKER TRÍO BAND, EMPTY ROOMS, THE MAMBA NEGRA, PLÁSTIKO, HABITANTES, CIRCO CANDELA, ETC., PUSIERON EL AMBIENTE EN EL “MOTO FIESTA VALLARTA 2018”. Muchos de los bikers tienen estudios profesionales, tienen familias, trabajos honorables…

POR JOSUÉ CABRERA “JOSHUABOOF” 29 MARZO 2018

 

Bandas como Joker Trío Band, Empty Rooms, The Mamba Negra, Plástiko, Habitantes, Circo Candela, etc., pusieron el ambiente en el primer festival “Moto Fiesta Vallarta 2018” durante el fin de semana pasado. El restaurante “El Oasis del Holi” y “el terreno donde se pone la feria cada año” fueron los escenarios para recibir a más de mil motociclistas que rodaron sus Harley-Davison, Yamaha, Ducati y muchas otras marcas de motos hasta Puerto Vallarta.

Los apasionados “Bikers” recorrieron millas desde Guadalajara, Querétaro, León, Ciudad de México y muchas otras partes del país. ¡Claro! También hicieron sonar sus motores, los clubes locales y de Bahía de Banderas, como los Lobos Bikers, quienes celebraron su primer aniversario como club.

La escasez económica, se vio reflejada en las diminutas prendas de chicas súper dotadas, a quienes no les alcanzó el dinero para comprarse algo que les cubriera el “body”; así que no les quedó de otra más que luchar en aceite para ser remuneradas y comprarse algo abrigador.

Vallarta es música, estuvo presente entre personas con paliacates en la cabeza y excéntricos cascos; chalecos de cuero negros y de mezclilla, con botones conmemorativos pegados a sus ropas, que representan cada festival que visitan. La música de reggae, ska y rock, ponían el ambiente.

King David, puso a cantar y bailar al ritmo de “Kingston Town” a los “encuerados”, mientras otros amantes de las motos acudieron al llamado de unos amontonados chamorros jugosos y con un suculento color dorado que decían ¡trágame! Yo no me pude quedar con las ganas y pedí mis tacos de carnitas de cerdo. ¿Qué? ¿Pensaron en los chamorros de las lavamotos…? ¡Pues no! Y es que no podía faltar la comida y la bebida abundante para satisfacer otro tipo de apetitosos deseos.

Caída la noche se hizo un emotivo homenaje al Loco Camarena por su trayectoria como biker. Idelfonso Camarena González de 86 años, dio un divertido y ameno discurso. Dijo a los presentes que aplaudían cada hazaña que nos platicaba, que gran parte de su trascendencia, millas recorridas y seguir vivo, es porque, aunque sea llamado “el loco”, siempre fue prudente con la velocidad; además de llevar una vida sana sin alcohol, ni drogas. Cerca de la media noche del sábado la banda de ska, Plástiko, hizo su aparición en el escenario en un íntimo concierto donde el slam no pudo faltar.

En el domingo de cierre, en el terreno ubicado junto al hotel Puerto de Luna, una imponente rampa nos invitaba a ver a los arriesgados Extreme Riders, Johnny Plafox y Christian Becerra. En el escenario, un vocalista proyectaba toda la energía de la primavera recién entrante, para que los riders hicieran sus flips, superman, no hander entre otros trucos mortales. Cirko Kandela, la banda de ska originarios de Guadalajara, “Guanatos”, para los vales, tocaba rolas rítmicas que nos animaban como a chamacos de visita con los primos. Johnny y Christian nos asombraron al dar saltos de 12 metros de distancia, pero el riesgo incrementó al recorrer la rampa hasta llegar a los 20 metros entre rampa y rampa.

Casi al final del Moto Fiesta Vallarta 2018, Johnny Palafox se metió a la alberca junto con las exuberantes lava motos para echarles agüita en sus cuerpecitos. El Vampiro, conductor del evento, agradeció a todos los participantes, incluyendo a Vallarta es Música, por la cobertura del festival. El Ingeniero, José Montaño, organizador del festival, dijo sentirse satisfecho con la respuesta de la gente.

Y pues así comenzaron las actividades de vacaciones en Puerto Vallarta. Y quienes no fueron, tienen que asistir el próximo año a este festival, aunque no tengas moto. Son fiestas ordenadas en un ambiente sano, muy lejano al estereotipo de violencia y desmadre que nos muestran en las películas gringas. Además, no son sólo para aficionados motociclistas sino para simpatizantes y desquehacerados que buscan nuevas formas de entretenimiento. ¡Por cierto! Hay que reconocer que muchos de los bikers tienen estudios profesionales, tienen familias, trabajos honorables… y no son los vagos mugrosos y borrachos que cualquiera podría imaginarse, gracias a la mala publicidad.

Agradecemos al Inge Montaño por la invitación. A todas las bandas que nos dieron una entrevista (pronto tendrán detalles de ellos). Y a todos ustedes, lectores que buscan la música, por compartir ésta nota y llenarnos de likes.

¡Ahí se ven!

Vic Peña
Sígueme