No apto para personas vulnerables del corazón ni problemas de desamor

Hay sonidos que te elevan. Si cerramos los ojos nos trasladan a otros tiempos y situaciones. Las letras de las canciones se funden a los ritmos, sonidos, melodías… Así surgen las canciones. After Hours, es el cuarto álbum de estudio de Abel Makkoten Tesfaye, The Weeknd. Catorce canciones inmersas en la depresión, el desamor, la fama y las drogas. Son 56 minutos de música producida por los mejores productores de la industria musical, mezclando sonidos ochenteros con ritmos R&B, hip-hop, trap, pop… y los matices de la voz de The Weeknd.

Esta fusión da como resultado sonidos envolventes, enigmáticos y emocionalmente oscuros. After Hours parece ser una dedicatoria a su ex novia, Bella Hadid, aunque también se presume, pudiera haber una canción para Selena Gomes. En definitiva, es un álbum que podría superar sus anteriores producciones, Kiss Land (2013), Beauty Behind The Madness (2015) y Starboy (2016).

Blinding Lights, Heartless, In Your Eyes, son algunas buenas rolas de esta nueva producción. Otra de las rolas que destacan es After Hours, la número 13, con una duración de 6:01 minutos que va aumentando la intensidad y sumergiendo al escucha en la depresión del mismo The Weeknd, logrando empatía con su arrepentimiento y sentimientos destruidos.

After Hours, se estrenó el 20 de marzo y ya está en plataformas digitales. Sólo falta llegar a tus sentimientos más profundos. No apto para personas vulnerables del corazón ni problemas de desamor.

Josué Cabrera
Sígueme